Fantastic Wild Love

Todo cuento tiene un inicio, un desarrollo y un final. Fantastic Wild Love es un cuento hecho realidad, pero un cuento al fin y al cabo. Como no podía ser de otra forma ha ido cumpliendo perfectamente con estas pautas.

Hace casi dos años, cuando Boquerón á Feira era un recién nacido dando sus primeros pasos, os propusimos la idea de que alguien se casara inspirándose en alguno de los personajes de las películas de Wes Anderson. Hicimos hincapié en Moonrise Kingdom, nuestra favorita. Queríamos fotografiar una boda de película. Pero ninguno de vosotros se animó a hacerlo. ¿Qué acabó sucediendo? Que acabamos creándola nosotros junto a amplio grupo de profesionales entusiastas.

Todo comenzó en abril cuando Javier pensó que sería buena idea crear una sesión y hablamos de ello con Mara, la responsable de I Do. Me Too. Ella se interesó desde el principio y nos recordó la sesión que ansiábamos de Wes Anderson por lo que, al momento, los tres supimos hacia donde tirar. Después hablamos con Jenifer Fuentes, porque sabíamos que nadie maquillaría mejor a Mrs. Fox el día de su boda, y entre todos decidimos que Fantástico Mr. Fox sería la película elegida. Porque estaba protagonizada por una pareja, pero su amor no era una historia de amor al uso, porque su condición salvaje y sus circunstancias hacían de ellos un Mr. & Mrs. realmente especiales. Porque había sido escrita por Roald Dahl, con sus "Matilda" y sus "Charlie y la Fábrica de Chocolate" resonando en los recuerdos de nuestra infancia.

En este tramo del camino llegaron los maravillosos videógrafos LOBOS Vídeo, fans de Wes Anderson a rabiar y con geniales ideas en esas cabecitas. 

Ahí comenzó a andarse el camino. Comenzaba el desarrollo de un cuento aún por contar.

Buscamos a Mrs. Fox y la vida nos regaló a Andrea González de New Models Galicia, no se trataba de buscar sólo la belleza, sino a alguien que representara todo el mundo cromático y especial de Wes Anderson. Lo tuvimos claro. Mrs. Fox era ELLA.

Buscamos a Mr. Fox y nuestro camino se cruzó con el de Diego Sánchez. Al principio las circunstancias se mostraron adversas y el querer y poder no fueron de la mano. Pero el karma actuó como es debido y nos trajo de nuevo a Diego a este cuento. A pesar de los contratiempos siempre supimos que Mr. Fox era ÉL.

Todo iba tomando forma y llamamos a una y otra puerta. Hubo algunas que no se abrieron, pero detrás de otras hubo personas que nos invitaron a entrar en sus vidas y aportaron al proyecto todo cuanto pudieron.

A pesar de vivir en Londres, Sara Lowes de Animalesque se implicó desde el principio elaborando unos maravillosos tocados acordes a la paleta de color de Wes Anderson (tan presente en todo este proceso) y perfectos para los que sería la pareja protagonista. También descubrimos el trabajo de Laura Escribano y nos dimos cuenta de que uno de sus vestidos, un poco alejado del clásico concepto de novia, era lo que andábamos buscando. El proceso para que llegara a Galicia fue toda una aventura que nos hizo reencontrarnos en León con unos de nuestros mejores amigos, Javier Nadales & Sara Campos. Gracias a Samuel Basto, director de marca de ropa masculina en Caramelo, y a un traje y camisa de su nueva temporada, pudimos vestir como se merecía a nuestro particular Mr. Fox. El toque final lo puso Lóstrego Joe con una de sus corbatas vintage. 

Entonces apareció Quique de Mamanoalla, nos dejó con la boca abierta al ver sus muebles y las historias que contaban los rincones de su tienda. Allí se celebraría el convite y lo convertiríamos en una madriguera. 

Durante este proceso Juan, de La Pizarra de Martín fue dándole forma al diseño del menú y las invitaciones al evento. Conociendo la delicadeza con la que trabaja Silvana, creímos que la Floristería Verdelar era la perfecta para ser artífice de un ramo con el que dos zorros podrían casarse bajo un árbol. Hubo una preboda que se puede ver en el vídeo, se celebró en A Factoría Verde y nuestros protagonistas bailaron como si no existiera un mañana.

Como punto final se unió a este cuento Crema del Cielo, dando el toque dulce con sus apetitosas tartas y las galletas que Mr. & Mrs. Fox devoran en la película.

Ya estaba casi todo listo, sólo nos faltaba un árbol, único, apartado de los demás árboles y con algo especial. Y lo encontramos en Monte Xalo. Moncho, el padre de nuestro amigo Pablo, hizo de enlace con el dueño de la finca y también limpió la maleza, cortó ramas y dejó el árbol perfecto para la ceremonia. Mari & Álvaro nos prestaron unos candelabros, Sinda nos proveyó de copas y vasos para la mesa del convite y Estefi nos prestó unos zapatos para la preboda con los que Andrea pudiera bailar.

Y llegó el día. Luces, Cámara y Acción.

El cuento estaba llegando a su fin, pero para poder escribir el The End nos faltaba que todo el trabajo y el esfuerzo pudiera ver la luz. Pablo y Ainhoa hicieron de traductores para tratar de conseguirlo. Y el cuento comenzó su viaje. Al final llegó a un gran destino, porque qué mejor lugar que VOGUE para que Fantastic Wild Love pudiera hacer honor a su condición de cuento hecho realidad. ¿O mejor decir sueño?

Tuvimos que pellizcarnos para creerlo, porque aunque parezca mentira, a veces hay que tener cuidado con lo que uno sueña, porque puede cumplirse. 

Pero los cuentos nunca son lo que son sin todos y cada uno de sus protagonistas. Gracias a ello logró existir este cuento y por ello las GRACIAS nunca son suficientes.


Hora de deleitarse, el cuento creado por LOBOS Vídeo podéis verlo dándole aquí al PLAY:

Y Sí, al final pudimos hacer nuestro pequeño homenaje a la maravillosa Moonrise Kingdom.




© 2016 Boquerón á Feira | Todos los derechos reservados

Fotógrafos de bodas en Galicia

Fotógrafo de boda diferente en A Coruña